viernes, 23 de marzo de 2012

LA ASTROLOGÍA EN LAS RELACIONES PERSONALES LA SINASTRIA



Enviado por esther el 10/12/2011 a las 11:33
00
Etiquetas: matrimonio relaciones-personales | Articulos por Temas Sinastria

Aunque muchas de las explicaciones dadas en esta conferencia son válidas para el entendimiento entre las personas, éstas van dirigidas principalmente a las parejas de diferente sexo.

FILOSOFÍA DE LA SINASTRÍA
Normalmente y para la mayoría de las personas, es difícil responder por qué unas personas se pueden entender en un corto plazo de tiempo mientras que otras no se comprenden para nada durante años.
¿Por qué alguien encuentra la pareja ideal en un viaje al extranjero o en el sitio más imprevisto?
¿Por qué una pareja que se lleva bien tiene períodos de inestabilidad?
¿Por qué entre tres amigos dos de ellos se entienden mejor que con el otro? En principio podríamos decir que todo es el efecto de las Leyes de Consecuencia y Renacimiento porque éstas son las que hacen que esas personas se unan, sin embargo y sabiendo que somos libres, también es cierto que muchas de las cosas que ocurren podrían ser cambiadas.
El ser humano está evolucionando según el karma creado en anteriores vidas, y parte de ese karma está representado en el horóscopo por los planetas, los que le inclinan a relacionarse con determinadas personas y a afrontar determinado destino.

Los Ángeles del Destino son los que “programan” –respetando el libre albedrío- los hechos más importantes de nuestra vida, como por ejemplo: el matrimonio y las relaciones personales más íntimas. Por tanto, en nuestros horóscopos se ven reflejadas las posibilidades de que estas relaciones terminen bien o mal, digo “posibilidades” porque no en todas las uniones está garantizada la unión hasta que la muerte les separe. Hay matrimonios formados por espíritus que en otras vidas ya tuvieron una buena relación y en ésta se unen para cumplir una determinada misión, por tanto suelen ser ejemplares; pero hay otros matrimonios cuya unión puede ser por muy diferentes motivos, resultando que pueden romper su compromiso anterior al nacimiento porque no llegan a entenderse ya que hay algo de otras vidas que no superan.

Todos somos Espíritus evolucionantes a través de las leyes de Renacimiento y Consecuencia, unos han aprendido más y tienen más cualidades espirituales, morales y mentales y otros, por el contrario, tienen menos.
Y eso tiene mucho que ver con los lazos de amistad, familia y otros similares que se muestran como posibilidades e incluso adquisiciones en el destino, sin embargo, la armonía o desarmonía entre las personas radica en las vibraciones planetarias y los aspectos que forman los planetas entre ambos horóscopos.

La respuesta de la astrología ante estos hechos, es que el posible resultado de las relaciones está basado en las vibraciones que emiten los planetas según los aspectos que forman entre sí. Y lo mismo que los aspectos de un horóscopo inclinan al individuo a actuar, pensar o sentir de determinada forma, cuando dos personas se unen, forman un conjunto de aspectos entre ellos que pueden dar como resultado una buena o mala relación.
Nosotros llevamos las influencias astrológicas en nuestra aura, y son esas influencias –vibraciones- las que hacen que desde el primer momento nos veamos atraídos o rechazados hacia los demás. Una vez comprometidos ante las jerarquías superiores de que aceptamos nuestro destino no nos podemos echar atrás, y desde el momento de ese compromiso los Ángeles del Destino buscan el momento más adecuado para que renazcamos y para que, según progresan los astros, se vea cumplido nuestro destino y nuestro karma del pasado.

La enseñanza de la astrología en este sentido es que demuestra que cuando dos planetas están mal aspectados en los horóscopos de dos personas, pueden causar discordia en las relaciones o incluso separación. Naturalmente, todo despende de la voluntad que haya en la pareja porque, como sabemos, somos libres y el 99 % de lo que se refleja en la carta son “tendencias” que se pueden cumplir.
Además de lo anterior, hay que tener en cuenta que podemos cambiar casi todas las cosas que se muestran en el horóscopo, por ejemplo: Un matrimonio con tendencia a discutir, puede llegar a pelearse y a no entenderse o bien a dialogar y solucionar sus problemas. Además, no es necesario reflexionar mucho para comprender que muchos matrimonios se separan por caer -sin estar programado- en vicios, malos hábitos o en actuaciones inmorales respecto al matrimonio, lo que sería una causa nueva en su vida de la que, tarde o temprano, deberá de responder ante la Ley Divina.

Cada uno de nosotros tiene una relación kármica con ciertas personas que tienen un papel importante en nuestra vida, con otros serán las circunstancias las que nos pongan en contacto, pero de una forma u otra, esas relaciones están escritas en nuestro destino y éste intentará llevarnos hacia un final feliz.
La misma carta astrológica indica claramente cuándo dos personas pueden tener unas relaciones íntimas con mejor o peor entendimiento, bien en el matrimonio o bien de amistad.
Dependiendo de lo que tengamos que aprender en esta vida, de las deudas que tengamos que saldar, y de las posibilidades que tengamos que aprovechar para evolucionar, así serán las posiciones y aspectos de los planetas y de los signos astrológicos, es decir, lo que indicaban los astros en el momento de hacer nuestra primera respiración en el nacimiento.
Los mismos astros nos dan los medios para que nos manifestemos tal y como somos, con nuestras virtudes y nuestros defectos, con nuestras posibilidades y tendencias; pero de una forma u otra, son herramientas que se muestran en nuestro horóscopo. En sentido general, los elementos astrológicos que componen nuestro horóscopo representan los medios que tenemos para alcanzar nuestras metas en esta vida, pero hay que tener claro que esas metas serán buenas o malas según las relaciones con las personas que nos rodean, nuestro deber es el de intentar terminar bien con todas ellas.

La buena relación de aspectos entre dos cartas indica el principio que les llevará a fomentar la amistad, después vendrán los aspectos por “progresión” y los “tránsitos” que serán las pruebas y posibilidades de que esa relación llegue a su consumación según los planes previstos. Los buenos aspectos traen crecimiento personal y los malos aportan las pruebas y los problemas que los individuos deben superar como deudas mutuas o con los demás.
Todas las relaciones tienen oportunidades para el desarrollo y más aún las íntimas, pero cuando dos personas tienen que afrontar juntas un destino es porque tienen un karma que les une. Esta unión les hará afrontar obstáculos y cosechar el fruto de su anterior unión o relación. Habrá casos en que los problemas se irán de las manos o que haya falta de control ante las circunstancias pero, en definitiva, lo lógico es que haya más unión.
Las uniones se producen normalmente a través de la identificación de las auras, o sea, el reconocimiento de que alguno de ellos necesita del otro. Respecto a las relaciones amorosas y matrimoniales largas, hay que decir que estas vienen más marcadas en el horóscopo por toda un serie de aspectos que llegarán a unir a las dos personas para convivir juntos. Estos, a su vez, harán posible un desarrollo individual en cada uno de ellos, bien por las buenas experiencias y resultados o bien por los problemas que se les irá de las manos y la incapacidad de llevar a cabo otros proyectos. Las fuerzas representadas por los aspectos en las cartas son las que traen las pruebas, deudas, superaciones, etc., para que los individuos se enfrenten a ellas y consigan el desarrollo programado para esta vida.

Naturalmente que, según sea la carta radical de cada uno, así será su posible actuación en sus relaciones y en la manera de compenetrarse con su compañera/o, pero, de cualquier forma, cuando hay malos aspectos, los dos deberán trabajar y esforzarse por crear la armonía necesaria para que la relación sea buena.
Los malos aspectos son experiencias que debemos vivir y afrontar con otras personas, bien sea unido a ella o bien porque, en cualquier otro medio, no nos entendamos, pero al final será una compensación para todos. El motivo de los malos aspectos en una relación es terminar con una serie de deudas kármicas del pasado, afrontar el destino unidos, y terminar llevándose bien los dos. De alguna manera, en cada vida atraemos a quien necesitamos y nos vemos atraídos por quien nos necesita para cumplir el destino predeterminado. Los aspectos muestran cómo es el motivo de la relación o unión (kármica o no) y cuanto más se repitan, indican que más necesidad hay de saldar esa deuda.

En la pareja, los dos deberán estudiar y cambiar, si es necesario, los conceptos que cada uno tiene sobre el sexo contrario. En esto tiene mucha importancia el instinto y aspecto femenino de la Luna y la impulsividad masculina y el aspecto sexual de Marte. Todas las relaciones llevan consigo los medios necesarios para aumentar su desarrollo espiritual, moral e intelectual, pero el matrimonio lleva consigo el deber de ayudar al compañero/a y pensar tanto o más en él que en nosotros mismos, por eso es la pareja quien debe superar el karma, y para ello, deben estar compenetrados y preparados con antelación.
Unos se verán atraídos por experiencias de la infancia en su hogar (rasgos o cualidades de alguno de los padres) y otros rechazarán inconscientemente a otra persona por los recuerdos de una amistad, noviazgo o matrimonio frustrado. Si una niña fue muy querida por su padre, a la hora de elegir pareja, se verá atraída por una persona mayor que tenga alguna de sus cualidades.
Si un niño fue mimado por su madre, buscará amistades que sean similares y que tengan alguna de sus características. El inconsciente se relaciona con la vida pasada y con la infancia, pero el consciente se va formando durante la vida para que el individuo desarrolle su propia personalidad de una forma voluntaria y consciente.
Normalmente, las relaciones personales íntimas son una continuación de otra vida. Los aspectos fuertes –mayores- muestran el efecto de la antigua relación, los aspectos débiles y la conjunción son posibilidades de hacer nuevos contactos, aunque, la conjunción también significa que esas personas deben afrontar algo juntos. La relación es necesaria para la evolución y según terminamos nuestro karma con unas personas comenzamos con otras; eso se refleja en el horóscopo en general.

¿POR QUÉ SE FORMAN O SE ROMPEN LAS RELACIONES?
Se forman por necesidad de evolución y para liquidar el karma que les une, se rompen cuando no se superan las pruebas entre ellos o de los dos contra el destino maduro mutuo lo que, a su vez, repercutirá en ellos. Cuando se ha terminado el karma pendiente del pasado entre las dos personas se suele reflejar como aspectos mayores benéficos, lo que también indica que pueden estar juntos por última vez si consuman lo programado.

¿POR QUÉ UNOS SE LLEVAN BIEN Y OTROS NO?. Depende de lo que tengan que afrontar como pareja (si es mutua ayuda o son problemas para ambos) y depende de si alguno de ellos tiene que aprender algunas cosas por medio del mal que le pueda causar el otro (sin tener karma conjunto) De cualquier forma, la comparación de los dos horóscopos, lo que hoy se llama “sinastría”, muestra las posibilidades y tendencias para ver como puede ser una relación.
El fin del análisis de los horóscopos es averiguar nuestra relación y deberes con el prójimo. Cada individuo y desde el punto de vista del espíritu, debe compenetrarse, comprender y amar a las personas con las que se relaciona, y es con ellas, y no sólo, con quien puede desarrollar nuevas cualidades y superar sus defectos.
El fruto del estudio de la carta individual debe ser llevado a la comparación con otros temas para ver qué disposiciones tiene respecto a los demás. Es conveniente hacer un estudio previo de cada horóscopo para ver las tendencias y naturaleza de cada individuo.
En general se buscan aspectos entre planetas de las dos cartas y las semejanzas que haya según las posiciones por signo y casa de los planetas. La órbita es de 4º en general y de 6º para las conjunciones. Los planetas más fértiles son: Luna y Venus; y los signos más fértiles son: Cáncer, Escorpio y Piscis.

MÉTODOS DE INVESTIGACIÓN
Como norma general, hay principalmente 4 formas de extraer un mayor conocimiento de los horóscopos de dos personas relacionadas entre sí, éstas son: Las Conjunciones; los Aspectos en general; las Repeticiones; y las Superposiciones. Vamos analizar estos métodos y después pasaremos a ampliarlos con otros datos.

CONJUNCIONES: Los aspectos de Conjunción son los más importantes y notables, por tanto es conveniente prestarles mayor atención. Las Conjunciones que implican de alguna manera la atracción entre dos personas son, entre otras posibles:
Sol de uno con el Ascendente de otro: Esto indica que la unión puede ser fuerte y duradera.
El Sol de uno conjunto a la Luna del otro: En este caso hay una buena relación y entendimiento de caracteres.
Venus de uno conjunto a Marte del otro: Este aspecto mostrará una gran atracción física que se puede convertir en pasión.
Urano con Venus o Marte: También inclina a una gran atracción magnética.
Sol Venus: Mostrará un gran y noble amor.
Las Conjunciones formadas por un mismo planeta en las dos cartas, representa, principalmente, la naturaleza positiva del planeta, ejemplo: el Mercurio de una persona conjunto con el Mercurio del compañero/a, esto indicaría una gran capacidad de razonamiento y comunicación entre ellos. La Luna de uno con la de otro, indica afecto y coincidencia en gustos y otros aspectos personales. Saturno de uno con Saturno de otro significa madurez, responsabilidad y sentido del deber y así sucesivamente.
La Conjunción de Marte y Venus, sobre todo cuando coinciden en el mismo grado, conlleva el peligro de que el vicio y la pasión se impongan sobre los buenos sentimientos, salvo que alguno de ellos tenga buenos aspectos a su vez con planetas elevados y espirituales como: Sol, Júpiter o Neptuno.
El planeta Venus conjunto a la Luna o al Sol del otro: También tiende a manifestar un notable afecto y amor sobre las personas de diferente sexo.
Las Conjunciones del Sol, Luna o Venus de uno con el Ascendente o Mediocielo del otro, también se consideran benéficas para un buen entendimiento.
El Sol de uno sobre el Mediocielo del otro repercute en lo profesional y la posición social. Mercurio sobre el Ascendente o Mediocielo del otro repercute en lo social e intelectual. Júpiter de uno sobre Mediocielo de otro afecta positivamente a la economía, etc., como podrá comprender cualquier persona que sepa interpretar un horóscopo. Como norma, cuantos más aspectos de Conjunción haya entre los dos horóscopos más unión y mejor puede ser la relación entre ambos.
Por lo general, las conjunciones entre: Ascendente, Mediocielo, Sol, Luna, Mercurio, Venus y Júpiter son benéficas, y las de Marte –excepto en algunos casos- Saturno, Urano, Neptuno y Plutón pueden traer problemas o complicaciones que harán que la relación sea inestable.
Si queremos interpretar más exactamente un aspecto donde están implicadas las luminarias, debemos saber que el Sol –en el horóscopo de una mujer- representa al hombre y la Luna –en el horóscopo de un hombre- representa a la mujer; sin embargo, el planeta Venus es muy importante en las relaciones y en este caso representa a los dos en ambas cartas puesto que es “atracción”. En este sentido también podemos estudiar casos como el siguiente:
En el horóscopo de un hombre la Luna es su compañera, pues bien, si la Luna está en Conjunción –que sería un mal aspecto- con Saturno o Marte quiere decir que hay posibilidades de que esa relación no funcione bien. Lo mismo ocurriría respecto al Sol en el horóscopo de ella. Algunos aspectos negativos sobre este tema serían: Luna o Sol de uno conjunto a Marte del otro, o bien, Sol, Luna o Venus de uno conjunto a Saturno del otro.
Como es lógico, cuando Marte, Saturno, Urano o Plutón forman una conjunción con cualquiera de ellos en el otro horóscopo, caben muchas posibilidades de que haya conflictos entre las dos personas.

ASPECTOS: Los aspectos entre los horóscopos de dos personas que se relacionan íntimamente muestran la compatibilidad que hay o no entre ellos, lo que puede aprender uno del otro, las deudas del destino que tienen que enfrentar juntos, la ayuda mutua que se pueden dar, etc. De hecho, estos aspectos son los que les debe hacer más maduros, conscientes y responsables respecto al destino común y al desarrollo individual entre ellos.
Cuantos más grados de diferencia hay entre los aspectos exactos, más difícil es la comunicación y el entendimiento entre las personas, y al contrario, cuanto más cercano sea el grado para ser exacto, más posibilidad de intercambio en las personalidades habrá. Pero además, es muy aconsejable mantener una órbita más bien pequeña a la hora de interpretar el aspecto, en este caso y para los aspectos de Sextil, Cuadratura, Trígono y Oposición yo les doy un orbe de 3 grados.
Los aspectos mayores de Conjunción, Sextil, Cuadratura, Trígono y Oposición, son los más importantes, y de ellos la Conjunción es la más intensa porque obliga a trabajar a los nativos sobre el significado de su posición. La Oposición es también intensa y se hace notar para que cada individuo comprenda las fuerzas y el propósito de éstas en su oposición en su vida.
La Cuadratura genera actividad para que los individuos desarrollen la voluntad y la mente a la hora de afrontar los problemas del destino; su fin es dirigir y desarrollar la actividad de tal forma que se convierta en armonía y fortalecimiento interno. El trígono es el más débil pero aporta armonía y buen entendimiento entre las personas porque las energías de los planetas en aspecto se complementan. El Sextil también ayuda en la felicidad y el entendimiento y sus energías deben ser utilizadas para el crecimiento mutuo.
Una de las explicaciones que da la sinastría para hacer comprender el porqué de las simpatías y antipatías entre dos personas está en el signo del Ascendente.
Cuando dos personas tienen el mismo signo del ascendente significa que hay muchas posibilidades de que se complementen bien; y eso mismo puede ocurrir si el elemento al que pertenece es complementario. Pero cuando no concurren ninguna de estas circunstancias es difícil el entendimiento y la felicidad. Aunque es de suponer que los estudiantes interesados en este tema ya lo saben, diré que los signos de Agua se compenetran mejor con los de Tierra, y los de Aire lo hacen mejor con los de Fuego.

Ejemplo: Un Ascendente de Aries –fuego- se compenetrará bien con los signos de Géminis y Acuario –aire- porque hace un Sextil con ellos y son del elemento complementario, pero se entenderá mejor con Leo y Sagitario porque forman un Trígono y son del mismo elemento de Fuego.
Además de estas indicaciones podemos ver otras opciones que nos ayudarán también, en este mismo caso, Aries formaría una oposición con Libra –signo de Aire- por consiguiente se pueden ver atraídas las dos personas por ser del elemento complementario, pero sólo se entenderían bien como hombre y mujer porque sus regentes Marte y Venus se atraen más bien sexualmente; de otra forma mostrarían sus antipatías.

Hay veces que nos preguntamos el porqué de muchos hechos que, aunque aparentemente insignificantes, pueden influir seriamente en nuestros destinos. Este es el caso de una amistad entre varias personas donde una de ellas se puede entender mejor con uno que con otro.
Para analizar la relación entre parejas es mejor guiarnos –entre otras cosas- por el signo del Ascendente, pero entre amigos es preferible tener en cuenta el signo solar, por tanto dependiendo del caso y como ejemplo diremos que: Una persona de signo solar de Aries que contacta con dos personas de signo solar de Sagitario y Libra, creará cierta amistad con los dos por ser de elementos complementarios, pero se compenetrará mucho mejor con el que de signo de Sagitario por ser de Fuego.
El mejor aspecto para la amistad o simpatía entre sexos opuestos, o incluso para el matrimonio, podría ser fácilmente el del Sol de uno haciendo un aspecto de Trígono con la Luna del otro o al contrario.
Los planetas significadores de buen entendimiento –ver buenos aspectos y conjunciones benéficas- que están en el Ascendente, en los signos de Géminis, Cáncer, Libra, Sagitario y Acuario y bien aspectados entre ellos en los dos horóscopos, beneficiarán la unión o la relación entre las personas. Pero los planetas maléficos Saturno, Urano, Neptuno y Plutón en esos signos y posición, o formando malos aspectos a planetas en esos signos crearán malentendidos o enfrentamientos. Ejemplo: Marte de uno mal aspectado con Saturno de otro en Cáncer; Urano en Cuadratura al Ascendente del otro, etc.

En general y antes de nada, es conveniente analizar los horóscopos individualmente para ver si hay mayoría de aspectos buenos o malos en cada uno de ellos. Si el resultado es positivo se puede aconsejar la relación pero si es al contrario, no es aconsejable porque podrían empeorar sus karmas individualmente.
Cuando un planeta está dignificado o exaltado y forma un buen aspecto con otro planeta que se encuentra en el mismo signo que el primero o en una casa relacionada con el tema que nos interesa, también crea armonía y ayuda en la relación. Ejemplo: Venus de uno en Libra Trígono al Sol en Libra de la otra persona; si en vez de estar el Sol en Libra estuviera en la casa 7 –la casa natural de este signo- también haría el mismo efecto.

Sabiendo que en la astrología el Sol representa al hombre, la Luna a la mujer, Mercurio a la mente, y el Ascendente el carácter y temperamento, y que todos ellos forman la personalidad, también se podrán sacar muy buenas conclusiones de los dos horóscopos viendo los buenos o malos aspectos que forman entre ellos.

Cuando profundizamos a mayor escala en la sinastría y vamos adquiriendo experiencia, podemos analizar los horóscopos más ampliamente para obtener más datos a fin de hacer un mejor resumen. Este es el caso de los aspectos de Gran Cuadratura, Cuadratura en T, y Gran Trígono. Cuando una de las personas en relación tiene en su horóscopo una Gran Cuadratura o una Cuadratura en T, -lo que indica una vida de pruebas- y, por lo tanto, necesita ayuda, otra persona con un Gran Trígono o muy buenos aspectos en su horóscopo, le podrá ayudar mucho en su desarrollo mental, moral y espiritual.

Se dice que un planeta sin aspectos en un horóscopo tiene bastante menos influencia sobre el nativo que los que sí tienen, sin embargo, en la sinastría, un planeta sin aspectos se puede ver estimulado por un aspecto de otro planeta desde el otro horóscopo, lo que significa que ese planeta puede influir activamente en la relación.

Aunque cuando hablamos de las Conjunciones ya mencionamos el significado de muchos aspectos planetarios, hablando ahora de la interpretación de los aspectos en general, diremos que son válidas las mismas normas que en la interpretación de cualquier horóscopo excepto en el orbe, que en otro párrafo de esta conferencia ya menciono. Sin embargo, son de mayor importancia los aspectos entre: Sol, Luna, Venus, Marte, Mercurio, Ascendente y Mediocielo.
El estudio e interpretación del horóscopo a través de la sinastría nos hace ver que una persona puede ser de gran ayuda a otra por medio de la influencia de sus planetas.
Esto es, imaginemos a una persona con pocos y malos aspectos morales en su horóscopo, y por otro lado, su compañero/a tiene muy buenos aspectos y posiciones planetarias de Venus, Júpiter, Neptuno, Sagitario o Acuario. Entonces comprendemos que ésta última podrá actuar muy positivamente sobre el otro y darle una gran ayuda en esta vida. Otro ejemplo sería: Una persona con tendencia al estudio del ocultismo que se une con otra inclinada al estudio de la astrología, esto sería de mutua ayuda y un motivo de unión para los dos.

REPETICIONES: Estos aspectos se forman cuando las dos personas tienen un mismo aspecto entre dos mismos planetas de su horóscopo y, a la vez, forman otro aspecto con uno de esos dos planetas en el otro horóscopo. Ejemplo: Un Trígono o Sextil del Sol con la Luna en cada uno de los dos horóscopos formando a la vez otro trígono o sextil de los mismos planetas entre los dos horóscopos.
Esto lleva consigo muchas variaciones similares siempre y cuando coincidan en que los aspectos individuales y entre ambos sean de la misma naturaleza positiva o negativa. Veamos un ejemplo: un aspecto de Trígono entre el Sol y Júpiter en los dos horóscopos, que a su vez hacen otro aspecto de Trígono o Sextil con Mercurio y Sol o Mercurio y Luna del otro. A esto se puede añadir –como cualquier estudiante de astrología sabe- que su poder aumenta si las posiciones planetarias coinciden con un signo o casa de la misma naturaleza.

Otra variación, como ejemplo, sería: Venus en el Mediocielo en los dos horóscopos y el Sol o la Luna de cualquiera de ellos en el Ascendente del otro.
En general, todas las repeticiones –por posición o aspecto- entre los dos horóscopos indican cierto parecido psicológico, dependiendo de si los aspectos son buenos o malos. A continuación doy algunas indicaciones de otras repeticiones válidas:
Cuando ambas personas tienen un mismo aspecto.
Cuando el Sol de uno está en Mediocielo o Ascendente del otro y ocurre lo mismo con la Luna del contrario.
Cuando alguna de las luminarias de cada uno de ellos forma aspecto con un mismo planeta del contrario, ejemplo: Venus que representa la felicidad y el amor.
Las repeticiones de triplicidades notables, ejemplo: muchos planetas en elementos iguales o complementarios en los dos horóscopos.
Cuando en un horóscopo hay, por ejemplo, una Cuadratura en T y en el otro un aspecto positivo coincidente en planetas y signos.
Cuando en los horóscopos hay muchos planetas en una misma cuadruplicidad –Cardinal, Fijo o Común- y además coinciden en el mismo elemento –Fuego, Tierra, Aire y Agua- Sin embargo, en este caso diré que, dos personas que tengan muchos planetas, uno en signos cardinales o fijos y el otro en signos Comunes, se pueden ver atraídos por la necesidad de aprendizaje del que tiene más planetas en los signos Comunes.
En el horóscopo de un hombre, el signo donde se encuentre Marte representa las cualidades que busca o está desarrollando en sí mismo y donde tenga a Venus representa las cualidades que busca en su compañera. En el horóscopo de la mujer Venus representa las cualidades que busca en sí misma y Marte las que busca en la pareja. Por consiguiente, si estos planetas coinciden por posición o aspectos en un mismo elemento, cuadruplicidad, u otro aspecto importante del horóscopo, su influencia será positiva o negativa para los implicados dependiendo de los aspectos que estos planetas tengan. Ejemplo: Marte de ella en Libra –vida social activa- Venus de él en Leo –centrado en sí mismo- estas posiciones forman un aspecto de Sextil y son signos complementarios de Aire y Fuego, lo que augura una buena relación o complementación.
Como es lógico, hay muchas posibilidades de hallar otras combinaciones pero yo aconsejo tomar sólo las que contengan los planetas personales y estos estén muy fortalecidos. En sinastría, como en progresiones y tránsitos, no todo es tan fácil de interpretar y asegurar. Pongamos el siguiente ejemplo: Mercurio en Géminis de uno y Mercurio de otro en Acuario –esto les favorece el intelecto y el entendimiento entre ambos- si a la vez, Saturno de uno estuviera en Tauro y el del otro en Capricornio formando un buen aspecto entre ambos, fortalecería lo dicho anteriormente.

LAS SUPERPOSICIONES: Éstas ocurren cuando varios planetas se sitúan en una misma posición y orbe formando diferentes aspectos. Para entenderlo mejor veamos un ejemplo: El Sol de una persona en Libra en Cuadratura con su Urano en Capricornio, y a la vez, la Luna de la otra persona en Libra también en Cuadratura con su Marte en Capricornio. De esta forma vemos que aunque son horóscopos individuales, las posiciones de los planetas se superponen unas sobre los otras formando los mismos aspectos. Estas personas se pueden sentir atraídas por medio de la Conjunción de sus luminarias, pero habrá cierta susceptibilidad que terminará en conflicto por la coincidencia de Urano y Marte. Lo mismo puede ocurrir con los aspectos superpuestos de planetas que formen buenos aspectos. Es importante saber hacer un balance de todas estas coincidencias astrológicas, en estos casos, como en otros, la meditación es la que hace del astrólogo un profesional de la interpretación.

ASPECTOS BUENOS Y MALOS
Cuando dos horóscopos son muy parecidos, las personas se pueden ver atraídas o rechazadas, dependiendo de la naturaleza de los aspectos. Si los horóscopos son muy parecidos –ocurre en muchos matrimonios- o tienen muchos aspectos y posiciones positivas coincidentes, las personas se verán atraídas y la armonía entre ambos les hará felices. Pero si los horóscopos son muy diferentes, con pocas coincidencias y con malos aspectos, entonces es lógico esperar que haya poco entendimiento o incluso que ni lleguen a juntarse.
Pongamos algunos ejemplos de los aspectos armónicos e inarmónicos:
Aspectos positivos o armónicos: Aspectos buenos y similares entre los signos ocupados por las luminarias y otros puntos importantes del horóscopo –Ascendente, Mediocielo, Triplicidades, Cuadruplicidades, etc.- estas posiciones crean armonía y colaboración.
Los aspectos positivos de los planetas en general de los dos horóscopos, son similares al ejemplo anterior.
La Conjunción y buenos aspectos de las luminarias, Venus, Marte, regentes de los horóscopos y cualquier otro punto vital de los horóscopos. Estas posiciones y aspectos podrían manifestar un amor a primera vista.
Las coincidencias de Ascendentes, de los signos en las casas angulares y de los planetas personales en general, producen simpatías.
Los buenos aspectos entre Sol y Luna hacen compatible la relación y estimulan la estabilidad y el amor.
Los buenos aspectos de Marte con Venus estimulan la atracción física y emocional.
Los de Júpiter con Mercurio indican afinidad mental.
Los del Sol con Venus armonizan sentimentalmente las relaciones.
Los de Venus con Neptuno manifiestan un amor puro.
Los de Venus o Júpiter con el Ascendente o el Mediocielo del otro compenetran las personalidades y elevan la situación social.
Los del Sol con el Ascendente y el Mediocielo elevan el aspecto moral y social.
Los del Sol o Luna con Júpiter crean armonía.
Los de Venus con Urano hacen que Venus quede fascinado por Urano.
Aspectos negativos o inarmónicos: El Ascendente de uno en Cuadratura con el Ascendente, Sol o Luna del otro.
El Ascendente, Mediocielo o planetas personales mal aspectados con planetas maléficos del otro.
La Luna de ella mal aspectada con el Sol, Marte o Saturno de él.
El Sol de él mal aspectado con la Luna, Venus, Marte o Saturno de ella.
Cuando hay predominio de malos aspectos en los dos horóscopos individuales o entre ellos.
Los Ascendentes de ambos mal aspectados con Marte o Saturno del contrario.
Marte de uno mal aspectado con Saturno del otro.
Saturno de uno mal aspectado con Saturno del otro, crea inarmonía si no tienen un buen aspecto con las luminarias.
Marte y Neptuno con malos aspectos entre los dos horóscopos, pueden producir accidentes o hechos extraños a la pareja.
Marte, Urano y Mercurio son peligrosos para los viajes que hagan juntos si, como en el caso anterior, están mal aspectados.
El planeta Saturno de alguno de ellos en la casa 8 del contrario puede traer la muerte prematura de alguno de ellos, pero esto tiene que ir acompañado de otros aspectos importantes por parte de ambos.

EL PARTE DEL MATRIMONIO
Lo mismo que existen otros “Partes”, como el de la Fortuna, la Salud, etc., así mismo existe el llamado “Parte del Matrimonio.” El Parte del Matrimonio en un horóscopo individual significa que el nativo puede encontrar mayor felicidad o beneficio en su matrimonio según su colaboración en lo que representa la Casa y el Signo donde se encuentre dicho Parte. Pero en Sinastría, también se utiliza este Parte individual como cualquier planeta para ver su posición en el horóscopo del compañero o compañera. En la casa donde cae el Parte del Matrimonio en la carta del cónyuge, es donde se estimularán nuevas actitudes y nuevos valores para los asuntos de esa casa.
Para hallar el Parte del Matrimonio en un horóscopo, se halla sumando la Cúspide del Ascendente + la Cúspide de la Casa 7 – (y restando) la posición de Venus. Como el estudiante de astrología sabrá, la suma es de: Signo, Grado y Minuto.

Ejemplo: Ascendente: Capricornio, 18º 00´ 10 18 00
Cúspide de casa 7: Cáncer, 18º 00´ + 4 18 00
14º 36´ 00
Posición de Venus: Cáncer, 15º 22´ - 4 15 22
10 20º 38´´
Por consiguiente, el Parte de matrimonio de este horóscopo se encuentra en Capricornio – signo 10º- en los 20 grados y 38 minutos. Esta posición la trasladamos al horóscopo del compañero/a y, lo que signifique la Casa y el Signo (principalmente la Casa) es donde debe colaborar para encontrar esa felicidad.
Veamos un par de ejemplos: Si el Parte del Matrimonio de un hombre cae en la décima casa del horóscopo de ella, que representa las profesiones y la posición social, significa que el compañero y el matrimonio en sí, servirá de estímulo para nuevas actitudes y para la adquisición de nuevos valores. Si el Parte del Matrimonio de ella cae en la séptima casa, que es la del matrimonio, asociaciones y relaciones sociales, será ella quien dé ejemplo de una serie de cualidades necesarias para mantener unas buenas relaciones con los demás.

SOBRE LOS ASCENDENTES
Los aspectos que forman los Ascendentes también son importantes, por ejemplo: Un Ascendente de Cáncer y el otro en Tauro o Virgo forman un Sextil, por lo tanto, tendrán más posibilidades de entenderse bien, y lo mismo ocurre si forman un Trígono. Pero, si el segundo Ascendente es de Aries o Libra (Cuadratura) o Capricornio (Oposición) sus posibilidades de entenderse no serán las mismas. Los buenos aspectos de los Ascendentes crean atracción física.
Si dos personas que se llevan bien por sus buenos aspectos conocen a otra que su Ascendente forma un Trígono con uno y una Oposición con otro, está claro que se entenderá mejor con uno que con otro. Ejemplo: Ascendente de Tauro Sextil con Ascendente de Cáncer, y conocen a otra persona que es de Ascendente de Capricornio, éste se entenderá mucho mejor con Tauro (Trígono) que con Cáncer (Cuadratura)
Parece ser que los Ascendentes en oposición son buenos si las personas son de diferente sexo, si son del mismo no se entenderán tan bien. Las Cuadraturas traerán poco entendimiento en general y sí problemas.
Cuando una persona tiene planetas benéficos en su Ascendente, le facilitará el entendimiento y la buena relación con quien se ponga en contacto con él. Al contrario, cuando los maléficos de otro forman malos aspectos al Ascendente del primero, no será fácil la relación.
Hay personas que tienen mucha fuerza de determinado elemento, por ejemplo: Fuego, Las personas que no tenga apenas influencia de este elemento en su horóscopo, se pueden ver atraídas por esa persona (sobre todo si lo tiene en el Ascendente)

SOBRE LAS CASAS
Los planetas en la casa 12 tienen relación o son el efecto de los hechos de la pasada vida, por tanto, si tiene algún aspecto importante con el horóscopo de la pareja tendrá un significado concreto para los dos. Ejemplo: Venus en la casa 12 del compañero, puede significar que hubo un problema en su relación amorosa y que en esta vida deben restablecer la armonía por medio de algunas pruebas comunes.
Cuando un mismo planeta está en la casa 12 de los dos horóscopos, indica que tienen algo en común de la anterior vida.
La casa –en el horóscopo de una mujer- donde cae el Sol de su compañero representa lo que servirá para descubrir los aspectos atrayentes de él. La casa donde cae la Luna de la compañera en el horóscopo de un hombre, significa lo mismo.
En el horóscopo de una mujer, la casa donde se encuentre el Sol de él representa alguna ayuda para ella. Ejemplo: En la casa 2, lo que significa que él compañero la ayudará a adquirir ganancias, a valorar más lo material, a ser más práctica, etc.
Alguno de los dos signos situados en las casas 7 de la pareja tendrá más influencia o dominio sobre el otro. Ejemplo: El signo de Piscis en una casa 7 y el signo de Cáncer en la otra, esto puede significar que Cáncer se puede dejar llevar por el misterio, los conocimientos ocultos o la espiritualidad de Piscis.
La Luna o Júpiter de ella beneficia en la casa donde esté en el horóscopo del compañero mostrando sus cualidades personales y aspecto femenino. Lo mismo podría ocurrir con el Sol de él. En general, los planetas de uno en la carta del otro siempre intentarán estimular algo de lo que represente la casa y según sea el sexo de uno sobre el otro. Esto habrá que tenerlo en cuenta sobre todo si hace Conjunciones u otros aspectos con planetas del otro horóscopo.
Otros significadores que se pueden consultar son las coincidencias de los signos, con un mismo planeta u otro de la misma naturaleza, en las mismas casas.
Parece ser que los Stellium también tienen su influencia en la casa del compañero/a, ejemplo: El Stellium de él cae en la casa 7 de ella: es como un estímulo para que eleve la participación activa de la personalidad a través de las relaciones matrimoniales y sociales.
También es conveniente mirar las casas donde están los planetas, Ejemplo: Sol del hombre coincide en casa 7 de ella (buena posición para el matrimonio) si estuviera en la casa 8 de ella: la puede beneficiar económicamente.
De esta forma podemos comprobar cómo la interpretación en la sinastría tiene muchos aspectos que, al final, será el astrólogo quien deba simplificar.

LAS PROGRESIONES
En este caso no se necesitará grandes explicaciones, el buen astrólogo sabe los resultados que puede producir los planetas en progresión. La única diferencia respecto al horóscopo individual es que este estudio se hace tomando los planetas en progresión para compararlos con los planetas radicales del otro horóscopo.
Veamos algún ejemplo: La Luna, por ser más rápida, produce más efectos y alternancias entre las dos personas unidas, por tanto, si la Luna progresada forma un mal aspecto con el Sol radical del otro horóscopo, puede crear malestar entre ambos. La progresión de la Luna que a su vez crea un mal aspecto con los planetas maléficos del otro horóscopo, también puede alterar la convivencia.
El Sol progresado de uno que forma un buen aspecto con Júpiter o Luna del contrario, traerá beneficio y oportunidades para crear amistad entre ambos. Cuando se hacen las progresiones en los horóscopos de dos personas que se acaban de conocer, y vemos que el Marte progresado del hombre alcanza a la Venus radical de ella, indica que será el hombre quien inicie la conquista. En general, cuando el planeta en progresión de una persona, alcanza a otro radical de la otra persona, el primero es quien iniciará la relación, pero el resultado también dependerá de los aspectos.
Como en los tránsitos, los planetas en progresión también forman aspectos que pueden traer como fruto una buena amistad o incluso el matrimonio, pero como en la mayoría de los casos, es conveniente asegurar las predicciones por medio de otros aspectos complementarios.
La atracción entre dos personas se manifestará principalmente a través de los significadores más personales –Sol, Luna, Venus, Mercurio, Marte y Ascendente- El Sol y Marte en progresión aspectando positivamente a la Luna o Venus del compañero/a, serán indicativos de una posible relación fructífera. Júpiter, Venus y Mercurio en progresión y bien aspectados con Sol, Luna o Ascendente del otro, también tendrán un efecto similar.

LOS TRÁNSITOS
Si las progresiones tratan de buscar aspectos entre los planetas progresados y los radicales, los tránsitos representan el movimiento actual de los planetas sobre los radicales para ver –principalmente- sus posiciones sobre las casas y los signos. Sin embargo esto no significa que no podamos consultar los aspectos coincidentes con los planetas progresados y radicales para ver si fortalecen otros aspectos del horóscopo.
Las “progresiones” se ven fortalecidas por los “Tránsitos”, por tanto, es importante consultar si alguno de ellos coincide. Contando con que el lector sepa lo que es un tránsito, no creo necesario explicarlo y por tanto paso a poner algunos ejemplos de su influencia sobre las relaciones personales.
Si el Sol de uno transita sobre la Luna o Júpiter del otro, la unión puede ser más bien en sentido de verdadera amistad. Si el que transita es un planeta maléfico y a la vez, forma malos aspectos con los planetas del otro horóscopo, el resultado será contrario, por ejemplo: Urano transitando o formando malos aspectos sobre el Marte del otro sería muy perjudicial para la relación. Sin embargo, estas pruebas servirán para el desarrollo de la voluntad, de la mente o simplemente para fortalecer el carácter de ambos.
En las relaciones, hay temporadas o días con mayor o menor armonía y felicidad dependiendo de los aspectos que forman los planetas –principalmente la Luna- en tránsito de un horóscopo sobre el otro. Por ejemplo: Cuando Marte transita en conjunción con la Venus del otro, se estimulará el deseo sexual y las emociones entre ambos.

EL ASTRÓLOGO
El astrólogo debe estudiar e interpretar el horóscopo con los mejores sentimientos y sin involucrarse emocionalmente, para ver de qué manera puede ayudar a los nativos de una manera impersonal y fraternal.
Hoy día, cuando estamos en contacto con el aura de Urano a través del signo de Acuario, se pierden antiguas costumbres sobre las uniones matrimoniales y surgen las ideas liberales de parejas de hecho que no quieren nada con la religión y sí únicamente –y en muchos casos por obligación- con los juzgados. Por todo ello, el astrólogo tiene que tener presente todas esas posibilidades a la hora de hacer la sinastría de los horóscopos.
Casados de una forma u otra, las personas pueden unirse o no; pueden convivir por simpatía y sin amarse; pueden amarse y no poder estar unidos; pueden convivir por el simple hecho de necesidad o buena compenetración de caracteres y hábitos; y otras muchas posibilidades más. Por eso el astrólogo no debe centrarse en lo clásico, o sea, matrimonio legal o nada. El futuro de la humanidad pasa por la unión fraternal y por un amor elevado y espiritual, por tanto y para alcanzar esa etapa, la humanidad pasará por muchas formas de unión sin distinción de que uno de ellos sea familiar, de otra raza, de otra religión u otras ideas políticas en general.
No es necesario decir que el verdadero astrólogo espiritual nunca obtendrá dinero a cambio de su trabajo que siempre será hecho con la única intención de ayudar a encontrar la felicidad interna y la buena convivencia entre las personas.

extraido de la web

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada